La Debilidad Del Sistema De Pensiones
1290
post-template-default,single,single-post,postid-1290,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.6,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

La Debilidad Del Sistema De Pensiones

La Debilidad Del Sistema De Pensiones

Todos soñamos con algunas vez poder retirarnos de nuestros empleos para vivir con tranquilidad nuestros últimos años de vida, o bueno muchos sueñan con eso, pero personalmente yo no, y no porque no me gustaría, sino porque se que el sistema es débil y que las reformas impulsadas por los últimos gobiernos no solucionan el problema de fondo.

El sistema de pensiones en Colombia es bastante complejo de entender, y cada reforma crea nuevas formas y periodos de transición (necesarios para respetar expectativas legítimas y derechos adquiridos), son pocas las personas del común que entienden las ramificaciones y consecuencias legales de uno u otro sistema y cómo adaptarse a ellos o incluso cómo elegir el más conveniente, pero este es solo uno de los tres problemas claves que el sistema debe afrontar.

Un segundo problema surge es desde los factores económicos, ya se ha mencionado infinidad de veces, por senadores, organismos internacionales, ministro, etc. El sistema actual no es rentable a largo plazo, la inversión de la pirámide poblacional, sumado a la informalidad laboral que existe en el país, nos lleva a probar que a menos de que se aumente el recaudo, el sistema colapsara, pero aumentar el recaudo significa invertir, reformar y modificar políticas laborales, cuestión que no demuestra un gran afán o iniciativa en las esferas políticas del país.

El tercer gran problema que afecta al sistema es el caos ocasionado con la liquidación del Instituto del Seguro Social, liquidación que era necesaria pero que dejó a su “sucesor” enfrentándose a un estado de cosas inconstitucional, situación que se ha enfrentado hábilmente pero que aún requiere de un gran esfuerzo administrativo y organizacional, no solo para solucionar esta gran coyuntura, sino además para asegurarse de que no se vuelva a ella en un futuro.

Estos tres grandes problemas, retratados por infinidad de entes y personas naturales explican el porqué de mi afirmación inicial, no puedo soñar con una pensión si las evidencias me prueban que será casi imposible ya que al menos para dos de estos problemas se requieren soluciones de fondo que exigen una voluntad política y económica que en Colombia pocas veces se ha observado.

Sebastián Hurtado Correa (Aliado)

No Comments

Post A Comment